El Valme, referente para la formación de residentes de enfermería comunitaria en el ámbito de las heridas crónicas complejas

En la provincia de Sevilla es el destino para esta rotación formativa, acogiendo también a residentes de otras autonomías.

0
2

Redacción.  La experiencia y liderazgo en el abordaje especializado de las heridas crónicas complejas por parte del Hospital Universitario de Valme de Sevilla, a través de una enfermería de prácticas avanzadas en esta patología, lo ha situado en referente de la provincia para su formación. De este modo, se ha convertido en el destino del rotario formativo de las enfermeras que están desarrollando su residencia en la especialidad de comunitaria y quieren acceder a estas competencias profesionales.

Las heridas crónicas y complejas son lesiones de la piel con una escasa o nula tendencia a la cicatrización, que no evolucionan adecuadamente en el tiempo esperado mientras se mantenga la causa que la produce. Pueden provocar complicaciones graves e incidir negativamente sobre la calidad de vida. Al objeto de instaurar un nuevo enfoque asistencial que aportara calidad en el abordaje y tratamiento de una patología convertida en un importante problema de salud pública, este hospital sevillano innovó hace dos años, y de forma pionera en la provincia, con la creación de la figura de la Enfermería de Práctica Avanzada en Heridas Crónicas Complejas (EPAHCC).

Figura asistencial estratégica

Se trata por tanto de una figura asistencial estratégica para lograr una atención ágil, eficiente y de calidad contemplada en la Estrategia de Cuidados del Sistema Sanitario Público de Andalucía. Entre sus beneficios asistenciales destaca tanto la prevención de este tipo de lesiones, como la reducción del tiempo de cicatrización de estas heridas. Para ello, este perfil se convierte en referencia, soporte y asesoría para equipos sanitarios de atención primaria, unidades de hospitalización, centros socio-sanitarios y residenciales.

Agustina Rosselló es la enfermera que desempeña este rol, respaldada por su amplia formación y experiencia profesional en las unidades de pacientes frágiles. Una nueva figura asistencial, dirigida a optimizar la eficiencia de las heridas crónicas complejas, capacitada para dar soporte a esta patología, tanto desde la consultoría como de la formación a profesionales de atención primaria y hospitalaria.

Formación avanzada en una patología convertida en un importante problema de salud pública

Al igual que el médico de familia es el primer nivel de contacto en el acceso al sistema sanitario; la enfermera familiar y comunitaria constituye el perfil profesional homólogo para el abordaje integral de la salud en la atención primaria, influyendo en los cuidados de la enfermedad y en mejorar la salud de los ciudadanos. Al respecto, las heridas crónicas complejas constituyen un campo asistencial bastante amplio en su actividad debido a su incidencia y complejidad.

En consecuencia, la adquisición de conocimiento, habilidades y destrezas terapéuticas conforman un objetivo docente destacado en la formación de las enfermeras internas residentes de la especialidad de Familia y Comunitaria. Al respecto, el Hospital Universitario de Valme es el único de la provincia con disponibilidad de EPAHCC que desarrolla actividad docente con la enfermería comunitaria.

Además, no sólo está ejerciendo esta labor con residentes de la provincia de Sevilla, sino también con otros tantos de procedencia externa a la comunidad andaluza, como es el caso de Extremadura. Destacar para el próximo curso la ampliación del número de solicitudes para la rotación en este centro.

Dos grandes bloques en que se dividen las heridas más frecuentes

Entre los contenidos docentes, Agustina Rosselló destaca la formación en los dos grandes bloques en que se dividen las heridas más frecuentes: lesiones relacionadas con la dependencia (úlceras por presión, lesiones cutáneas asociadas a la humedad y lesiones por fricción y cizalla) y las lesiones en extremidad inferior que se identifican con las úlceras venosas, pie diabético y úlceras atípicas. Por lo que se refiere al motivo de la consultoría de esta figura asistencial, Rosselló subraya mayoritariamente su correspondencia con las úlceras por presión, seguidas de las úlcera arteriales, venosas, neuropáticas y las relacionadas con infecciones.

Paralelamente a la labor de consultaría desarrollada por esta enfermería avanzada, confluyen también otros tipos de apartados para los cuales la EPAHCC constituye un gran soporte. Una actividad que también se visualiza en la formación desarrollada: continuidad de cuidados inter-niveles, altas e ingresos programados, petición de citas a especialistas y gestión de material.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here