Tusam

El Virgen Macarena homenajea a 200 profesionales que terminan su vida laboral en este centro

De los profesionales que se despidieron 121 eran sanitarios, 25 facultativos y el resto perteneciente a áreas de servicios generales y económico administrativo.

La proyección de un vídeo conmemorativo con los nombres de los protagonistas supuso un momento muy emotivo del acto.

Redacción. Un total de 200 profesionales que han desarrollado su labor en el Hospital Universitario Virgen Macarena y en el Hospital San Lázaro, recibieron ayer un emotivo homenaje por parte de la dirección de sus centros, por sus más de 40 años al servicio de la salud.

El aula magna del Hospital Virgen Macarena acogió este encuentro, uno de las más emotivos dentro del calendario de actos del centro sanitario, como es este homenaje a los profesionales jubilados del año 2017. Más de doscientas personas entre familiares, amigos y compañeros, arroparon con su presencia a este grupo de profesionales que finalizan su labor después de años de servicio a la sanidad pública.

Los profesionales que se despidieron ayer estaban vinculados a diferentes áreas laborales, 121 sanitarios, 25 facultativos y el resto pertenecientes a servicios generales y económico administrativo, han recibido el agradecimiento público del resto de profesionales y de sus compañeros más allegados. Han compartido anécdotas, vivencias y recuerdos, al mismo tiempo que han reflexionado sobre el presente actual de su hospital.




Al acto asistió la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Fernández, quien dedicó unas palabras de agradecimiento a todos los profesionales.

Más de doscientas personas entre familiares, amigos y compañeros arroparon con su presencia a este grupo de profesionales.

La delegada estuvo acompañada por el director gerente del centro, Antonio Castro, que destacó la excelente labor que todos los profesionales han ejercido durante las cuatro décadas y los valores como la entrega, la vocación, el compromiso, la dedicación y el esfuerzo desarrollados en estos años, gracias a los cuales ha sido  posible conseguir los resultados alcanzados.




A su vez, la enfermera Inmaculada Quesada en representación del grupo de profesionales que se jubilaban, dedicó también unas palabras llenas de emoción y agradecimiento. Jesús Raya, residente de Dermatología, recibió el simbólico testigo para continuar la labor profesional que los compañeros dejan, ofreciendo un pequeño discurso.

A cada uno de los profesionales se les hizo entrega de un pequeño obsequio consistente en un grabado digital con la imagen del Hospital Virgen Macarena, un recuerdo que han entregado los miembros del equipo directivo del Hospital.

La proyección de un vídeo conmemorativo con los nombres de los protagonistas supuso un momento muy emotivo del acto, que estuvo amenizado por el grupo musical Santa Cecilia y el Coro San Marcos dirigido por Carmen Solis.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.