19 mayo 2024
Hospital Sagrado Corazón

La Policía Nacional desmantela un clan dedicado a captar mujeres

La Policía Nacional

Redacción. Agentes de la Policía Nacional de Granada y Cádiz han desmantelado un clan familiar de origen boliviano que estaría dedicado a la captación de mujeres extranjeras en situación irregular a través de falsos anuncios de ofertas de empleo como cuidadoras de niños para ser explotadas sexualmente, obligándolas a prostituirse en hoteles y en dos pisos de citas situados en Granada, lugares hasta donde las trasladaban en un vehículo que ha sido intervenido. Han sido detenidos e investigados los presuntos miembros del grupo, cuatro mujeres y dos varones entre los que se encuentra la líder del grupo, una mujer que está ingresada en prisión, cumpliendo condena por un delito de similares características.

La Policía Nacional recibió dos denuncias de víctimas de explotación sexual que lograron escapar de la organización

La investigación se ha llevado de manera conjunta por agentes de la Policía Nacional de Granada y Cádiz tras recibir una denuncia de una mujer de origen iberoamericano en situación irregular en territorio español que habría sido captada para la explotación sexual mediante un falso anuncio de trabajo como cuidadora de niños y mantenida bajo el control de la cabecilla de la organización mediante una estrategia de persuasión, haciéndole creer inicialmente la gran cantidad de dinero que obtendría prostituyéndose a la vez que la ponía en contacto con personas que regentaban pisos de prostitución en Granada, narrándole las propiedades acumuladas con este trabajo y haciéndole creer que ella solo trabajaría con clientes vip en hoteles de lujo. Posteriormente, ante las reiteradas manifestaciones de abandonar el trabajo, era nuevamente persuadida para continuar, señalándole que no tenía donde ir, dinero ni recursos. 

Meses después, en el transcurso de la investigación, los agentes recibieron otra denuncia de una nueva víctima de explotación sexual, también captada mediante un falso anuncio de trabajo, a quien incluso retiraron su documentación, dejándola en una situación aún más vulnerable, obligándola a atender a clientes las 24 horas del día los siete días de la semana y manteniéndola encerrada en uno de los pisos de citas situado en el centro de Granada desde donde las mujeres explotadas eran trasladadas hasta otro piso de citas situado en el barrio granadino del Zaidín. Pasado un tiempo, ambas mujeres habían conseguido escapar del férreo control establecido por la organización.

Hospital Sagrado Corazón

El análisis de la información facilitada por ambas víctimas, realizado por agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras de Granada, determinó que las mujeres se encontraban bajo el control de la captadora y evidenció ciertas coincidencias entre las personas que regentaban los pisos de citas con la cabecilla de la organización, la cual, desde la pasada primavera, se encuentra ingresada en prisión por una condena anterior por hechos semejantes a los que se han investigado. Se trataría de un clan familiar de origen boliviano, que llevaba años actuando en Granada y otras localidades del cinturón metropolitano, cuya ilícita actividad les habría reportado beneficios suficientes como para adquirir propiedades inmobiliarias, incluidos locales de ocio en Armilla y Granada a través de los que blanquearían los ingresos de la explotación sexual de terceras personas y que utilizarían para captar a los clientes a los que las víctimas hacían creer que “habían ligado”, terminando manteniendo relaciones sexuales, previo pago, en los pisos de citas de Granada.

Otros miembros de la organización, de orígenes principalmente boliviano, pero también brasileño, dominicano y rumano, eran los encargados de alquilar los pisos de citas y del traslado de las mujeres explotadas a las citas en hoteles o domicilios particulares, compatibilizando estas actividades con trabajos legales como auxiliares de geriatría o técnicos de montaje de telefonía, con lo que conseguían mantener el negocio de modo oculto y alejar a los miembros del clan de toda sospecha.

Caja Rural hipoteca joven

Han sido detenidas un total de seis personas, cinco en Granada y una en Sevilla y se ha intervenido el vehículo utilizado para los traslados de las víctimas.  

Hospital Ramón y Cajal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hospital Ramón y Cajal
Hospital Santa Isabel

Notas de prensa