La Rinconada, una ciudad para las personas, no para los coches

Junto a Valencia y Bilbao, es la ganadora del Premio Ciudades que Caminan 2020, cuya entrega se ha realizado durante el Congreso de la Red que tiene lugar en Cádiz.

0
198
clinica santa isabel

Fermín Cabanillas. La Rinconada, junto a Valencia y Bilbao, son las ganadoras del Premio Ciudades que Caminan 2020, cuya entrega se ha realizado durante el Congreso de la Red que tiene lugar en Cádiz.

Todas las ciudades candidatas han presentado proyectos de alto interés en favor de la movilidad peatonal, destacando en términos generales las peatonalizaciones de espacios públicos, lo cual, desde la Red de Ciudades que Caminan se entiende como una apuesta clara por la devolución al peatón de este tipo de lugares tradicionalmente asociados a las relaciones y actividades sociales.

La Rinconada fue reconocida en la categoría de Ciudades Medias, por su visión global de las transformaciones presentadas, dentro del proyecto de remodelación del centro histórico de los núcleos de La Rinconada y San José, que se extiende también a otras vías del municipio, por lo que afectan a amplias zonas de la ciudad, impulsando acciones urbanas dirigidas a fomentar el predominio peatonal. Tiene un enfoque integrador, ya que incluye acciones relacionadas con todos los principios de la Red. Además, destaca el premio, que La Rinconada denota un gran esfuerzo en la difusión de actuaciones de un marco conceptual que resalta a los viandantes como protagonistas de los espacios públicos.

El jurado destacó de la localidad –una de las ciudades fundadoras de la Red de Ciudades que Caminan-, el importante impulso peatonal a través del diseño y la gestión de espacios y lugares para las personas, la integración de las redes peatonales; la eliminación de barreras arquitectónicas y el fomento de la accesibilidad universal a través de plataformas únicas. Todas sus acciones se enmarcaron en un permanente apoyo a los traslados a pie, la reducción de espacios para el vehículo y la dotación de zonas peatonales con árboles y vegetación que mejoran la calidad de vida y contribuyen a la cultura del caminar.

Los representantes municipales, durante la recogida del premio.

El alcalde, Javier Fernández, acudió a Cádiz a recoger el galardón en compañía de los delegados de Hábitat Urbano y Medio Ambiente, José Manuel Romero Campos, y de Ordenación del Territorio y Nuevos Desarrollos Empresariales, Francisco Manuel Díez. Fernández destacó que “este premio viene a reconocer una trayectoria de muchos años trabajando en construir una ciudad para vivir, en el que los espacios verdes, la sostenibilidad y las disminuciones de CO2 a la atmósfera son una constante, atendiendo a los más altos estándares europeos de calidad de vida”.

Por su parte, Romero Campos se refirió a que “hemos puesto al peatón en el centro de todas las acciones que hemos realizado como base para conseguir todos los objetivos marcados en este plan integral de transformación del municipio”, mientras que Díez subrayó que “el futuro del municipio sigue avanzando en esta misma dirección, dentro de una visión global de seguir construyendo una ciudad más habitable y caminable”.

La Rinconada, Ciudad para Vivir. La Rinconada es una ciudad para vivir. Este concepto, se incluye dentro de un plan integral que vertebra el proyecto que el municipio construye para el presente y el futuro, que ha sido reconocido por Europa como uno de los más destacados de España, ‘Ciudad Única 2022’, una estrategia de desarrollo que se cimenta en la clara vocación de green city y que ya ha disminuido la huella de carbono 250 toneladas de CO2.

Muy por encima de la media de la provincia de Sevilla en espacios verdes, La Rinconada cuenta con distintos pulmones, conectados por carriles bici y sendas peatonales, una red de transporte público intermodal que agiliza los desplazamientos, con un claro compromiso por el peatón.

La Rinconada se adhirió a la Red de Ciudades que Caminan en el año 2013. Desde entonces, ha trabajado para incrementar la movilidad integral asegurando una movilidad con la libertad adecuada para todos; ha diseñado y gestionado espacios y lugares para las personas (calles limpias, bien iluminadas o paneles informativos), mejorado la integración de las redes peatonales; eliminado barreras arquitectónicas, un impulso a la accesibilidad; creado un núcleo urbano compacto, que minimiza las distancias e impulsa actividades como el comercio interior; reducido las calzadas y eliminado zonas de aparcamiento, concentrándolo en bolsas claramente delimitadas y conectadas peatonalmente o mediante transporte público con las zonas neurálgicas de mayor afluencia de gente; o reforzado los itinerarios infantiles de acceso a parques o centros escolares. Todo eso dentro de un planeamiento especial en apoyo a la comunicación a pie, que dota esos espacios de árboles y vegetación que mejoran la calidad de vida y crea una cultura del caminar desde el apoyo institucional. 

Todo ello para construir La Rinconada del futuro, una ciudad más inclusiva, accesible y que fomente los espacios de convivencia para permitir la sociabilización de las personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here