La Torre del Oro cumple 800 años este 2021

Los mismos que, si viviese, el rey Alfonso X el Sabio, el monarca castellano que tanto amó a nuestra ciudad y que nació en 1221.

1
1932
clinica santa isabel

Virginia López. El 24 de febrero del año 1221 se concluyó la construcción de la Torre del Oro; y el 23 de noviembre del año 1221 nació el Rey Alfonso X ‘El Sabio’.

Este año se cumplen, por tanto, 800 años de tan magnos acontecimientos y que debieran celebrarse por todo lo alto, pese a la situación que vivimos, por la importancia que tienen.

Tabla que representa a Alfonso X el Sabio.

Lo digo porque hace un año, en medio de toda la “normalidad” que había, ninguna entidad pública o privada ha anunciado algún acto previsto. Así, que me temo que la doble efemérides pasará “sin pena ni gloria”.

Sin duda, mucho se ha escrito sobre la Torre del Oro y el Rey Alfonso X, que en apariencia nada tienen que ver y que al mismo tiempo, tanta conexión comparten.

Antes, quiero incidir en la siguiente cuestión. La construcción de la Torre del Oro se debe indudablemente a la apremiante presión militar ejercida por las tropas cristianas y la política de decidida conquista que tenía en mente el Rey Fernando III. De ahí su rápida construcción en tan solo once meses.

“La Torre del Oro” (1833), de David Roberts (Museo del Prado).

Pero el gobernador almohade que la mandó construir, Abu–l-Ula, no podía sospechar que los acontecimientos se precipitaran. Como símbolo de cómo cambian las tornas, la cristiana Torre de don Fadrique se levanta en 1252 ¡tan solo 30 años después!

Ambas perviven, afortunadamente, en la Sevilla de hoy, pese a sus distintos avatares de conservación, y podemos emplazarlas como símbolo del viraje drástico y definitivo que acontece en la Historia.

La Torre del Oro durante su restauración en 1900.

La Torre del Oro, de forma dodecagonal, era una robusta construcción de un solo cuerpo. El segundo es de la época del Rey Pedro I y el tercero es del siglo XVIII. Su tipología en la poliorcética es clara pues se trata de una torre albarrana, esto es, aislada y en primera posición defensiva, unida al resto del recinto amurallado por una albarrana o lienzo de muralla independiente.

Podría haber desaparecido en el siglo XIX, pero el pueblo sevillano se opuso a ello y una acertada restauración en 2004 le devolvió su esplendor, permitió su acceso a la parte superior en visitas guiadas – desde 1944 acoge un Museo Naval del Ministerio de Defensa que al cumplir el 75º Aniversario en 2019 apenas tuvo resonancia, por lo que recomiendo el artículo de José Bernárdez Fonseca que lo rememora – y confirmó por fin lo que era un  secreto a voces.

Escultura de Enrique Pérez Comendador (1924) en el pedestal del monumento a su padre Fernando III, en la Plaza Nueva de Sevilla.

Su nombre había derivado del fulgor que producían los rayos del sol al posarse en el mortero, con arena de orillas del Guadalquivir, con que se habían hecho sus sillares. Nada de oro de las Indias, obviamente ni “del loro” por nuestra pronunciación.

La Torre de Don Fadrique, de nula utilidad militar, se conservó extraordinariamente bien por permanecer durante siglos resguardada en el Convento de Santa Clara. Pese a una fugaz apertura en 2015, sigue sin estar, injusta e incomprensiblemente, abierta al público.

El Rey Alfonso X apodado ‘el Sabio’ por su inclinación a los saberes de su época, es el primogénito del Rey Fernando III y la Reina Beatriz de Suabia alcanzando el trono en 1252 hasta su muerte aquí acaecida en el año 1284, pues su nacimiento tuvo lugar en Toledo y en un día marcado en nuestro calendario pues un 23 de noviembre de 1248 el propio infante entró en la ciudad tras la conquista.

Cántigas de Santa María.

En 1998 se creó en el Puerto de Santa María la Asociación Cultural Cátedra Alfonso X el Sabio, comandada por el gran medievalista Manuel González y que hasta 2014 ha venido desarrollando bianualmente una semana de estudios alfonsíes cuyos frutos bibliográficos han aportado una ingente producción que nos permite conocer en profundidad el reinado y la propia personalidad del monarca que tanto amó a Sevilla.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here