Una cardióloga pediatra del Virgen del Rocío consigue la Beca Menudos Corazones

El objetivo es elaborar una base de datos sólida y amplia que permita aportar valores de referencia adecuados en niños con cardiopatía y ponerla al servicio de la comunidad científica.

0
2
La cardióloga pediatra Begoña Manso García, del Hospital Infantil Virgen del Rocío de Sevilla, en consulta.

Redacción. El proyecto multicéntrico de los cardiólogos pediatras Begoña Manso García, del Hospital Infantil Virgen del Rocío de Sevilla; Erika Rezola Arcelus, del Hospital Universitario Donostia; y Esteban Peiró Molina, del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia ha resultado ganador de la cuarta edición de la Beca Menudos Corazones, convocada por la Fundación Menudos Corazones y la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas (SECPCC).

Un trabajo pionero

La investigación premiada, titulada “Estudio VERICY: Creación de valores de referencia en ergoespirometría infantil en las principales cardiopatías congénitas, realizada mediante cicloergómetro”, pretende analizar, de forma objetiva, la capacidad funcional de los pacientes pediátricos (de entre 7 y 17 años) con problemas de corazón, así como intervenir directamente sobre su calidad de vida a través de la prescripción individualizada de ejercicio físico como arma terapéutica.

Los autores del proyecto explican que “hasta ahora, la mayoría de los valores que manejamos de pruebas de esfuerzo cardiopulmonar proceden del mundo del deporte (población sana) o de pacientes adultos con diferentes patologías que causan limitación al esfuerzo (entre ellas, cardiopatías)”. Sin embargo, “en población pediátrica existen pocos estudios en el mundo (menos aún en el grupo de pacientes pediátricos con cardiopatía), y ninguno en nuestro país”.

De manera que “esta investigación nos dotará de conocimiento sobre la fisiopatología del ejercicio en niños con cardiopatía congénita, lo que nos permitirá interpretar correctamente la situación funcional de nuestros pacientes, cómo nuestras diversas intervenciones terapéuticas la modifican y planificar programas de rehabilitación cardiaca dirigidos a mejorar su calidad de vida”.

Menudos Corazones

La Beca Menudos Corazones supone “un impulso definitivo para poner en marcha este necesario estudio, embrión de uno más ambicioso con la incorporación de nuevos centros nacionales y europeos”, destaca el grupo investigador. “Gracias a ella, esta investigación tendrá una enorme repercusión clínica en la calidad de vida de los pacientes pediátricos con cardiopatía y sus familias”.

Juan María Orbegozo, presidente del patronato de esta organización y miembro del tribunal evaluador de la convocatoria, explica que con esta cuarta edición, “desde la Fundación mantenemos nuestro compromiso de financiar investigaciones médicas en cardiopatías congénitas que tengan un impacto positivo en la vida de los pacientes. Y después de un periodo tan complejo a causa de la pandemia, nuestra ilusión con esta nueva beca concedida es aún más grande”.

En esta edición, más de la tercera parte de la cuantía de la Beca, dotada con 12.000 euros, procede de donativos aportados directamente por decenas de personas comprometidas con la investigación en cardiopatías congénitas, a través de una recaudación de fondos organizada por Menudos Corazones en su página de Facebook por el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, celebrado el 14 de febrero, y por otras vías (Bizum 00293, PayPal, transferencias…).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here