Una pesadilla de códigos, siglas y cifras, ahora más fácil

0
200
clinica santa isabel

La Sociedad para el Avance Científico (SACSIS), con sede en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), ha creado una aplicación educativa para teléfonos móviles inteligentes destinada a incentivar el aprendizaje de la química entre el alumnado, gracias a un juego de creación de palabras a partir de los símbolos de los elementos químicos de la tabla periódica.

Mediante este método, esta aplicación bautizada como “ChemLanguage” plantea además un sistema de puntuación con el que el valor de cada palabra en materia de puntos para ganar depende del número atómico de los elementos empleados al formarla. Eso sí, para formular las palabras es necesario tener en cuenta la corrección ortográfica en español (RAE) y en inglés (Oxford English Dictionary).

Modo de uso

La aplicación tiene dos estados: el modo ‘juego’, que estimula la memoria visual y sirve para familiarizarse con los elementos químicos, su número atómico y su posición en la tabla periódica; y un segundo modo de ‘aprendizaje’ para conocer a fondo las propiedades físico-químicas de los elementos químicos; su historia o la abundancia relativa de cada uno en la naturaleza, todo ello con material adicional como videotutoriales, entre otros.

La herramienta está diseñada para que los docentes puedan organizar competiciones con los alumnos y también para trabajar distintos conceptos en cada competición, como crear la palabra de mayor puntuación o crear palabras que contengan dos elementos de un determinado grupo (como no metales, alcalinos,…).

Los creadores de “ChemLanguage” han dado un paso de calidad para muchas personas.

Los docentes pueden además diseñar nuevos modos de juego según sus necesidades, lo que la convierte en una herramienta “muy versátil” para la docencia en Química.

La aplicación es fruto de un proyecto dirigido por los doctores en Química Patricia Balbuena Oliva y David Alcántara Parra, y para su creación han contado con el trabajo de un equipo técnico cien por cien andaluz formado por docentes, programadores y voluntarios. Su principal objetivo es facilitar la enseñanza y conseguir un adecuado aprendizaje de la tabla periódica por parte de los alumnos.

Patricia Balbuena, profesora de Física y Química, señala al respecto la dificultad que tienen los estudiantes para aprender los elementos de la tabla periódica. “Esto deriva también en problemas con la formulación química, esencial para entender conceptos más complejos de la ciencia química. Entonces se nos ocurrió que podríamos gamificar, de alguna forma, la tabla periódica. Y ahí comenzó el germen de ChemLanguage”, explica.

Muchos contactos

Por su parte, David Alcántara indica que contactaron “con muchos profesores de secundaria y todos decían que necesitaban herramientas nuevas que hicieran más atractiva y divertida la enseñanza de las bases de la asignatura de Química, porque a los alumnos les cuesta mucho conectar con los conceptos fundamentales y se aburren”.

Esta herramienta educativa (www.chemlanguage.com) se podrá usar en teléfonos móviles y tabletas electrónicas, es completamente gratuita y estará disponible para su descarga en el Playstore de Google. Para su lanzamiento se podrá usar en Android, pero se está trabajando para su futuro uso también en iOS. Además es una aplicación completamente segura para los niños, ya que no tiene ningún tipo de opción de compras internas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here