Tusam

Comienza la poda de los históricos árboles del Real Alcázar

Se actuará sobre 187 árboles de hasta 22 especies diferentes, con un presupuesto de 183.484 euros.

Se actuará sobre 187 ejemplares de hasta 22 especies diferentes.

Redacción. El Real Alcázar de Sevilla ha iniciado trabajos especializados de poda en su arboleda de gran porte para consolidar su estructura y volumen y reducir, además, el posible riesgo que puedan entrañar para los visitantes aquellos ejemplares más antiguos de los jardines del monumento. Se actuará sobre 187 ejemplares de hasta 22 especies distintas, con tareas por parte de una compañía especializada en saneamiento vegetal adjudicataria del contrato público que tuvo un presupuesto global de licitación de 183.484 euros, IVA incluido.

“Se trata de labores muy minuciosas y precisas y que necesitan, por tanto, de mano de obra muy especializada. De hecho, buena parte de los árboles requiere técnicas de trepa para realizar las podas, que se ejecutarán solo y exclusivamente atendiendo a criterios de mantenimiento y consolidación, con el objetivo de conservar la enorme riqueza y diversidad natural de los jardines al tiempo que evitar riesgos tanto para los visitantes como para el patrimonio monumental del Real Alcázar”, según ha argumentado Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla.

La conservación de esa riqueza natural y patrimonial hace que los trabajos estén revisados constantemente por personal del propio Real Alcázar, que tiene “una nómina excelente de jardineros, expertos conocedores de esos jardines históricos”, ha enfatizado el delegado, quien ha recodado que “no se ha intervenido con tanta precisión en los árboles más altos y longevos desde hace muchos años”.




Castaño de Indias, palo borracho, cedro del Himalaya, morera del Japón, nogal americano, casuarina, laurel de India, ciprés, nogal negro, magnolio, morera negra, durillo, brachichiton o arces matizado son algunas de las 22 especies sobre las que se intervendrá. Se exige que las podas se efectúen siempre con unos criterios actualizados sobre arboricultura, conservación, protección medioambiental y seguridad, de ahí que entre otros requisitos los operarios y técnicos tienen un conocimiento del oficio acreditado, con certificados internacionales en arboricultura, según recogen los pliegos del contrato.

La actividad cuenta con un presupuesto de casi 200 mil euros.

Estos establecen con precisión cómo han de realizarse las tareas de poda, atendiendo a funciones estéticas, sanitarias; de seguridad viaria; de control de la forma y de la estructura del árbol; de control del tamaño de la copa del árbol; de densidad de su follaje; de control del crecimiento hacia un desarrollo adecuado; de regularización del equilibrio entre la superficie foliar y radicular, y, por último, de obtención de flores o frutos con valor ornamental.




Este contrato se suma a los trabajos de análisis técnico pormenorizado del arbolado y las palmeras de especie Phoenix SP licitado por el Real Alcázar con un presupuesto de 42.350 euros, al objeto de efectuar una radiografía completa sobre el estado de sus árboles. “Estos contratos completan las revisiones periódicas que realizan los jardineros del monumento, quienes tienen un elevado grado de conocimiento del arbolado del monumento, dilatada experiencia y profesionalidad”, ha concluido el delegado Antonio Muñoz.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.