Los más pequeños de oncohematología del Virgen del Rocío llegarán a quirófano en cochecito eléctrico

0
133
el
clinica santa isabel
Los dos coches han sido donados por la asociación ALUSVI de Pilas. 

Redacción. El presidente de ALUSVI (Asociación Lucha y Sonríe por la Vida) acudió hace unos días al Hospital Universitario Virgen del Rocío, acompañado por parte de su junta directiva, para firmar un acuerdo de cesión de uso y hacer entrega de dos cochecitos eléctricos de uso infantil al equipo directivo centro y a la directora de la UGC de Pediatría. La dirección del centro les ha transmitido su agradecimiento por esta nueva colaboración, que fue recibida con aplausos por parte de los pequeños que se encontraban ingresados en la unidad.

La Asociación Lucha y Sonríe por la Vida de Pilas, ALUSVI, fue fundada en el 2010 como asociación sin ánimo de lucro, cuyo fin es trabajar en la mejora de la autoestima y en aumentar la calidad de vida de los afectados de cáncer y de sus familiares en todas las posibles modalidades conocidas, o que en el futuro se conozcan, mediante el desarrollo de funciones y de actividades de divulgación, prevención, investigación, formación y de carácter sanitario o asistencial.

En los próximos días se aprobará el protocolo de uso que están elaborando los profesionales de la unidad y que permitirá que los pequeños ingresados en la unidad de oncohematología sean trasladados a quirófano o a realizarse pruebas complementarias utilizando estos vehículos con el fin de reducir el estrés y el llanto y facilitando la colaboración de los pequeños.

Esta medida, que ya funciona en algunos hospitales del mundo, ha demostrado ser eficaz en humanizar la atención pediátrica reduciendo el estrés y la necesidad de sedantes e incluso anestésicos en determinados procedimientos. El centro asume esta incorporación como un pilotaje, y tras validar el protocolo en las próximas semanas, ya ha establecido contactos con otras asociaciones para incorporar estos coches a otras zonas de hospitalización de otras unidades del hospital infantil, tanto para el desplazamiento al quirófano como para la realización de exploraciones.

La medida pretende humanizar la atención pediátrica. 

Esta incorporación forma parte de dos de las líneas estratégicas planteadas por la dirección gerencia del centro: el plan de las pequeñas cosas y empatizar mas con los pacientes, la ultima de las cuales ha dado lugar a un plan de humanización del centro con mas de 30 medidas ya puestas en marcha.

La Unidad de gestión Clínica de pediatría del Hospital Infantil, de la que forma parte la unidad de oncohematología pediátrica, ha mantenido en los últimos años un ritmo muy importante de crecimiento de actividad, tanto en términos cuantitativos como en complejidad. Atiende al año más de 50.000 consultas altamente complejas y 4.000 ingresos, siendo la mitad de ellos urgentes. Su cartera de servicios también se ha visto incrementada, al igual que el número de proyectos de investigación financiados y el factor de impacto acumulado, que supera los 200.000.

La unidad de oncohematología pediátrica, con tres CSUR reconocidos de los que forma parte, atiende cada año a mas de 120 casos nuevos, que se suman a los pacientes diagnosticados en los años previos y que son sometidos a tratamientos de larga duración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here