El Hospital Virgen del Rocío incorpora un nuevo ecógrafo en las consultas de Neumología

El equipo supone una mejora de la calidad de imagen y permite diagnosticar trombosis distales que podrían pasar desapercibida.

Nuevo ecógrafo de Neumología.

Redacción. El Hospital Universitario Virgen del Rocío ha incorporado un nuevo ecógrafo en el servicio de Neumología que los especialistas utilizarán para las consultas de acto único en las que diagnostican y, a la vez, tratan la enfermedad tromboembólica venosa y la patología de la circulación pulmonar.

El ecógrafo supone una mejora de la calidad de imagen y permite así diagnosticar trombosis distales que podrían pasar desapercibidas, a la vez que disminuye el riesgo de que el paciente tenga un tromboembolismo pulmonar con consecuencias fatales.

Además, es posible detectar las trombosis superficiales, evitando así la posible progresión de la enfermedad al sistema venoso profundo. Igualmente, su precisión permite exploraciones más completas en menor tiempo y evita duplicar las pruebas del paciente, sobre todo, las que se solicitan a la Unidad de Radiodiagnóstico en caso de duda diagnóstica para afinar en el diagnóstico.

La consulta de enfermedad tromboembólica venosa y patología de la circulación pulmonar, integrada en la Unidad de Gestión Clínica de Neumología y Cirugía Torácica, atiende a más de 3.500 pacientes cada año, quienes acuden con sospecha de trombosis venosa profunda en miembros inferiores y se les confirma o descarta esta patología, y aquellos ya diagnosticados a quienes se les realiza el seguimiento.

El screenig de trombosis venosa profunda es fundamental que se realice precozmente, sobre todo en pacientes con factores de riesgo trombótico (pacientes oncológicos, inmovilizados, quirúrgicos, en tratamiento hormonal, gestantes, entre otros) para instaurar el tratamiento anticoagulante correcto.

Este tipo de patología (trombosis venosa profunda) se caracteriza por causar síntomas que muchas veces son inespecíficos (dolor en miembros inferiores, inflamación, empastamiento, enrojecimiento, aumento de temperatura), por lo que es muy importante que se tenga un alto grado de sospecha clínica por parte del médico.




La Consejería ha reiterado que la prevención pasa por adoptar hábitos de vida saludable como el ejercicio físico moderado a diario, perder peso o no fumar, y sobre todo, pasa por realizar profilaxis con heparina de bajo peso molecular en pacientes con factores de riesgo trombótico. El tratamiento es la anticoagulación, cuya duración dependerá del tipo de evento que lo haya desencadenado, manteniéndose durante al menos 3-6 meses, o bien de forma indefinida.

Un equipo de última generación. El nuevo ecógrafo es un equipo electromédico portátil y está diseñado para una mejor visualización del paciente con tecnología de formación de haz digital. Incorpora una tecnología con la que los profesionales pueden trabajar de forma dual con red eléctrica o con baterías con una autonomía de hora y media. La pantalla de visualización LED es de 15 pulgadas e incorpora el equipo una memoria SSD que permite un arranque del mismo de forma inmediata.

El ecógrafo viene dotado de una sonda lineal con un rango de frecuencia entre tres y 16 MHz lo que permite realizar estudios vasculares y la detección de trombosis venosas profundas en miembros inferiores. La velocidad de barrido es en tiempo real, lo que permite una rápida visualización de los estudios en la pantalla. Para estudios vasculares superficiales, el ecógrafo dispone de ‘doppler’ de energía o potencia.

Además, esta tecnología incluye un software de detección de agujas, Doppler pulsado, Color direccional, imagen trapezoidal, pantalla completa para intervencionismo y biopsia guiada.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.