La cesta de El Paisano, 500.000 euros en premios para una tradición navideña más

Las papeletas se venden desde el pasado verano al precio de 6 euros.

La magnitud de la cesta es tal que le han puesto hasta un nombre, “La Niña”.

Fermín Cabanillas. Utrera, pasando El Palmar de Troya. Un impresionante cartel avisa de que se ha llegado a la Venta El Paisano, y dentro, otro muestra la cesta “La Niña”. Es la más grande de las que se sortean en España en volumen de premios. Roza los 500.000 euros, y ya es una tradición más. Entre sus premios se incluyen una autocaravana, lingotes de oro o el pago de una hipoteca.

Una cesta, que obviamente, sólo conserva el nombre propiamente dicho para mantener ese espíritu de las cosas que se sortean por Navidad, pero que tiene, en realidad, copados muchos de los rincones de esta venta situada en la histórica Nacional IV, la carretera que siempre ha unido al norte de España con el sur de Andalucía occidental.

La lista es impresionante y no deja indiferente a nadie. Luis Paisano la muestra con orgullo a todo aquel que va a su casa. Cuesta imaginarlo, pero la noche del 5 de enero de 2019 la persona que tenga la papeleta ganadora se va a llevar a casa, por ejemplo, dos coches, una autocaravana, una motocicleta, varios jamones de pata negra o una larga, larguísima lista de productos que, posiblemente para facilitar las cosas, se pueden consultar en la web oficial de la venta, aunque, si se solicita, la lista se entrega junto a la papeleta que se compra al precio de 6 euros.




La venta El Paisano se encuentra en la carretera Nacional IV, pasando El Palmar de Troya.

La cesta atrae cada día a cientos de personas. Tal es su fama que los responsables le han dado hasta un hombre, “La Niña”, porque se juega justo antes del día del sorteo de la Lotería Especial del Niño, como reza el toldo que cubre la zona exterior de la zona expositiva, donde están los vehículos que han entrado en el sorteo.

Pero la venta no es sólo un lugar de paso. La historia de este lugar emblemático tuvo su origen en la antigua Venta de la Calera, donde los transportistas de mediados del siglo XX, los operarios que construían la actual carretera nacional IV, y los agricultores de la zona, realizaban una parada para descansar, dar de beber y comer a los animales o para repostar a los primeros camiones y automóviles que se empezaban a ver por la zona.

A partir de 1960, con la llegada definitiva del automóvil y con la carretera ya en perfecto estado, la antigua Venta la Calera pasó a ser El Paisano, o Asador, como se refleja en la búsqueda de Google Maps para llegar a ella.

La cesta es conocida incluso fuera de las fronteras andaluzas.

Su historia se completa ahora, en plena modernidad, con una cesta navideña que le da fama fuera de las fronteras andaluzas, y que, para que nada falte, tiene, justo al final de la interminable lista de alimentos que la componen, una caja de sal de frutas, para que hasta la digestión sea placentera tras obtener el millonario premio.

De esa venta salió con la cesta de este año una pareja vecina de la localidad sevillana de Dos Hermanas, Inmaculada González y Damián Manzano. Habían ganado los premios que alcanzan casi los 500.000 euros, ya que habían comprado la papeleta ganadora, cuyo número coincidía con el del cupón de la ONCE del 5 de enero, el 67.953.

Inmaculada González explicaba ese día que sólo días antes “estábamos envolviendo regalos de Reyes y, de pronto, vimos el número del Cupón, y no nos podíamos creer que nos había tocado”.

Así que, si se quiere probar suerte para conseguir una autocaravana, dos coches, un crucero, lingotes de oro o el pago de una hipoteca, entre otros premios, cerca de El Palmar de Troya está la solución.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.