Universidad de Sevilla

La magia del cine de verano sobrevive en Tomares

Cuenta con 6.000 metros cuadrados de patio encalado y una pantalla gigante de 72 metros, y lleva funcionando 55 años.

Su propietario lo mantiene como un elemento cultural distinto en la provincia.

M.C. Contreras. Se llama ‘Cinema Tomares’, y hoy por hoy es el único cine de verano que funciona en manos de personas particulares en la provincia de Sevilla. Este viernes arranca de nuevo sus máquinas, como viene haciendo desde hace 55 años.

Este cine es el último superviviente de la provincia de los añorados cines de verano, y se mantiene en activo hasta tal punto que esta noche arrancará su proyector a las 22.30, y estará todo el verano dando un servicio de calidad a vecinos y visitantes.

Cuenta con 6.000 metros cuadrados de patio encalado y una pantalla gigante de 72 metros, y, como es tradición el primer día,  inicia la temporada con una gran película dirigida al público infantil, ‘Ralph rompe Internet’, ideal para disfrutar en familia.

Ya son 55 años consecutivos para ver cine en un lugar de los de siempre, donde se completa una velada perfecta con las tapas del ambigú, otro de sus atractivos.

Cuenta con una oferta gastronómica para niños y mayores, donde las pizzas, los serranitos, los pinchitos de pollo, los montaditos y la pringá casera son los platos más solicitados.

En el cine se respira historia por los cuatro costados.

Cerca del centro. Situado en la calle Navarro Caro, el cine de verano de Tomares es una experiencia inigualable para volver a vivir el cine estado puro, aquel cine de antaño, un auténtico paraíso para los cinéfilos.

A partir este viernes se podrán disfrutar, grandes películas de diversa temática y numerosas comedias como, ‘Perdiendo el este’, ‘Mamma mía 2’, ‘Cómo entrenar a tu dragón 3’ o ‘Bohemian Rhapsody’ entre otras muchas más, por tan solo 4 euros la entrada (precio que se mantiene desde los últimos 8 años).

Como en años anteriores, apuesta por el cine infantil de calidad, llegando a proyectar dos películas semanales con esta temática, en una temporada que finalizará el sábado 7 de septiembre, el mes en el que las sesiones comienzan a las 22.00 horas.

Rafael Cansino, propietario del cine de verano mantiene la ilusión cada temporada “las ganas son máximas, la edad no perdona pero son ya 73 años los que tengo y sigo sin en perder el cariño y el amor por el cine. Eso se lleva en la sangre. Cinema Tomares es Cinema paradiso, es la película que mejor nos define”.

La familia Cansino trabaja codo con codo para que la experiencia trascienda más allá de ver una película: Rafael gestiona todo el proceso mientras su mujer Josefa, sus hijas Virginia y Berta y su hermano Jorge se encargan del ambigú, su hermana Antonia hace las veces de portera, su cuñado Agustín se encarga de la taquilla y su hijo Rafael Ángel es el operador.

Todo un trabajo que continúa después del fin de temporada con la selección de títulos, ya que todas las películas han pasado las exigencias de calidad y solo se proyectan exclusivamente títulos de cine familiar.





Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.