La UCI del Valme recibe a sanitarios suizos para conocer su novedoso sistema de perfusiones intravenosas

Se trata de una herramienta innovadora que potencia la seguridad del paciente crítico y optimiza la eficiencia del trabajo de los profesionales de enfermería.

El Vigilant Sentinel, nombre del software instalado, es una herramienta que aporta una visualización agregada a los procedimientos de atención y monitorización de los pacientes.

Redacción. Tres profesionales del Hospital Riviera-Chablais de Suiza han visitado la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario de Valme de Sevilla interesados por conocer el funcionamiento de un innovador sistema de vigilancia de perfusiones intravenosas.

Operativo desde marzo del pasado año en este centro, supone una apuesta por la seguridad y calidad asistenciales en una de las áreas más sensibles como es la correspondiente a la atención del paciente crítico.

El Vigilant Sentinel, nombre del software instalado, es una herramienta que aporta una visualización agregada a los procedimientos de atención y monitorización de los pacientes, siendo el primer sistema de estas características que se ha instalado en los centros hospitalarios. No sólo implica notables beneficios para la seguridad del paciente, optimizando el uso seguro del medicamento; sino también para la eficiencia en la organización del trabajo enfermero.

Estas innovaciones asistenciales han sido explicadas por los responsables médico y enfermero de la UCI de Valme, Antonio Lesmes y Manuel Montes, respectivamente. Ambos han coordinado la visita integrada por dos facultativos (la jefa de servicio de Medicina Intensiva y una intensivista del hospital suizo, Karine Erne y Natalia Schai), junto al  Ingeniero del departamento de Electromedicina de este centro sanitario europeo, Lahcen Mourabit.

El novedoso sistema de gestión de perfusiones intravenosas que funciona en el Hospital Universitario de Valme aporta una perspectiva centralizada del estado de las bombas de infusión en todos los puestos de la unidad clínica de Cuidados Intensivos. Ayuda al personal de enfermería a organizar sus actividades cotidianas con más eficacia y eficiencia al permitirles planificar desde una pantalla principal las actuaciones en administración de sueros y tratamientos en perfusión.

De este modo, estos profesionales anticipan los cambios de bolsa o de jeringa gracias a la perspectiva completa de todas las infusiones en curso y de forma centralizada en una misma pantalla. Ello evita las interrupciones innecesarias en el flujo de trabajo, al proporcionarles una mejor gestión de sus intervenciones para el cuidado del paciente, redundando en el aumento de la calidad asistencial.

Esta nueva dinámica de trabajo también permite incidir sobre un área tan importante como es la seguridad del paciente. Detecta cualquier incidencia que se produzca durante la administración del medicamento, avisando con distinta coloración en base a la necesidad de actuación, demorada en el tiempo o si ésta ha de ser inmediata. Los distintivos utilizados con el verde (funcionamiento correcto), amarillo (necesidad de intervención no inmediata) y rojo (prioridad absoluta de actuación).

La Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Valme, que dirige Antonio Lesmes, dispone de unas instalaciones modernas, amplias y confortables que están conformadas por 14 puestos asistenciales. Con una actividad que incluye una media de un millar de ingresos anuales, está dotada con infraestructura y equipamiento tecnológico de última generación mediante los cuales incrementa la seguridad del paciente crítico con inmunidad muy comprometida. Mediante el funcionamiento de esta innovadora herramienta de trabajo enfermero, el hospital sevillano acentúa su trayectoria en la seguridad del paciente crítico.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.