La Unidad Militar de Emergencias concluye su preparación para la campaña contra los incendios de este verano

Hasta el 30 de septiembre, 250 efectivos permanecerán alerta debido al alto riesgo por las escasas precipitaciones y las cálidas temperaturas.

Ejercicios de adiestramiento de la UME.

Redacción. El Segundo Batallón de Intervención en Emergencias (UME), cuya base se encuentra en Morón de la Frontera, ha finalizado su preparación para la Campaña Lucha Contraincendios 2019 tras la superación de ejercicios y maniobras de instrucción y adiestramiento que le permitirán afrontar -hasta el 30 de septiembre- una campaña que se prevé especialmente exigente en Andalucía, debido principalmente a la escasez de precipitaciones y a las cálidas temperaturas de los últimos meses.

Un total de 250 militares, divididos en seis secciones de intervención, conforman este operativo entrenado en todo tipo de supuestos, lo que le ha permitido superar las pruebas desarrolladas en Croacia el pasado mes de abril para obtener la certificación como módulo de lucha contraincendios puesto a disposición del Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea y las realizadas a finales del mes de mayo en tres escenarios -Cerro Muriano (Córdoba), Sierra del Retín (Cádiz) y Sierra del Bujeo (Cádiz)—, donde participaron tres batallones de la UME.

Durante los trabajos de extinción real, el equipo contará con el apoyo técnico de aviones apagafuegos Canadair (con una carga de agua de hasta 6.123 litros y preposicionados en el Aeródromo de Málaga), con helicópteros tipo Cougar (con capacidad de agua en el helibalde de 2.850 litros) y EC-135 (con capacidad de reconocimiento y transporte de personal), así como drones, una sección de apoyo logístico a damnificados/afectados y otra de intervención disponible para incidentes que pudieran derivar en emergencias tecnológicas y/o medioambientales.




La UME se prepara para hacer frente a los incendios del verano.

También este año se ha dotado a la UME de nuevos vehículos de Intervención Multipropósito, lo que facilita distintas configuraciones sobre un mismo vehículo, redundando en una mayor eficiencia.

Durante toda la campaña, las características propias de Andalucía obligará a mantener un destacamento permanente compuesto por autobombas y distinto personal en la Base de Aérea de Armilla (Granada), cubriendo de esta forma cualquier emergencia que pueda ocurrir en cualquier zona de Andalucía Oriental.




La UME podrá intervenir en cualquier punto de la Comunidad de Andalucía como un instrumento más de las Fuerzas Armadas puesta al servicio de la sociedad y junto al resto de instituciones dedicadas al mundo de las emergencias. Además, en caso de ser necesario, podrá contar con los recursos humanos y materiales del resto de Batallones de la UME desplegados en España.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.