Las “divinas” manos de Juan Antonio Aguilar Jiménez

El rodense ha realizado la restauración de la imagen restaurada de Nuestra Señora del Rosario, de Campillos (Málaga)

0
111
La imagen, antes y después del trabajo.
clinica santa isabel

Fermín Cabanillas. La parroquia de Nuestra Señora del Reposo de Campillos ha presentado este domingo octubre la imagen restaurada de Nuestra Señora del Rosario, una vez finalizados los trabajos de restauración llevados a cabo por el conservador Juan Antonio Aguilar Jiménez. 

La virgen luce ya en todo su esplendor.

La imagen se encuentra instalada en la cabecera del templo en su baldaquino de estilo rocalla del siglo XVIII, gracias a unos trabajos que se han realizado en el taller de restauración de Juan Antonio Aguilar, en La Roda de Andalucía.

Allí se proyectaron, en primer lugar, los estudios preliminares, iniciados con un conjunto de análisis científico-técnicos que ayudaron a concretar tanto el estado de conservación como los datos específicos sobre la materialidad de la obra, agentes de deterioro, alteraciones, modificaciones e intervenciones anteriores. Estos estudios fueron radiológicos, fotográficos, y visuales con luz natural y ultravioleta.

Mal estado de conservación

Según el informe elaborado por Aguilar, la imagen se encontraba en un estado de conservación deficiente. Añade también que tiene varias curiosidades: la tela encolada a modo de vestido “muy debilitada en algunas zonas y con problemas de adhesión a la madera”; el sistema de articulación de la cintura “en desuso, con rotura y obstruido por la suciedad”, y las piernas y pies tallados.

Se apreciaban al menos dos intervenciones anteriores. En la última se realizó el repinte que abarcaba la superficie total de las manos, y que comprendía dos capas, una de imprimación y otra de pintura de naturaleza plástica. 

Una de las radiografías realizadas a la imagen para su estudio.

La imagen ha sido sometida a un tratamiento de desinsectación para eliminar el ataque de insectos xilófagos; consolidación de grietas y fisuras del soporte en la unión de bloques constituyentes; mejora en el sistema de articulación de los brazos; consolidación de la tela encolada y su fijación al soporte de madera; eliminación de elementos metálicos; limpieza superficial; eliminación de los repintes; reposición de partes desaparecidas por fractura, y de volúmenes mediante estucado; reintegración de color y protección final. 

Las principales líneas de actuación en la obra han sido proyectadas aplicándose los tratamientos de restauración desde el punto de vista estructural, y de sistemas de articulación, para su correcto funcionamiento, de acuerdo con los valores patrimoniales de la imagen, y de aquellos otros valores formales propios de una escultura devocional, sin olvidar el decoro, que tan importante es para las imágenes de culto.

La imagen permanecerá en su templete, donde podrá visitarse durante todo el mes de octubre en la parroquia de Nuestra Señora del Reposo de Campillos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here