Las obras del Supera en Alcalá mejorarán el acceso a la barriada Pablo VI

Han comenzado unas obras de reurbanización en la que se invierten 75.350,90 euros dentro de los planes de inversiones provinciales (Supera VII) que afectan a las calles Ascalón, Jezrael, Galilea, Gades y Jesús Nazareno (tramo entre Gades y Virgen del Mar).

0
146
clinica santa isabel

Redacción. Las obras que han comenzado en la Barriada de Pablo VI con el plan de Inversiones Provinciales Supera VII van a asuponer un cambio en la calidad de vida para la vecindad en cuando a eliminación de barreras arquitectónicas y accesibilidad. Así lo ha manifestado la alcaldesa, Ana Isabel Jiménez, que ha explicado que las mejoras urbanísticas que se desarrollan con este plan priorizan la respuesta a las demandas vecinales, y en esta barriada afectarán a calles peatonales diseñadas en su origen con escalores, y también a mejoras en los acerados y pavimentación en algunas avenidas principales, cuestiones que van a beneficiar tanto a una población mayor, con problemas de movilidad, como a los accesos a las zonas escolares.

Por un lado, el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha comenzado unas obras de reurbanización en la que se invierten 75.350,90 euros dentro de los planes de inversiones provinciales (Supera VII) que afectan a las calles Ascalón, Jezrael, Galilea, Gades y Jesús Nazareno (tramo entre Gades y Virgen del Mar).

Esta barriada, de medio siglo de historia, consta de calles estrechas, zonas peatonales con multitud de barreras arquitectónicas para salvar las diferencias de cota en el diseño de la época, escalones tanto distanciados como en múltiples escaleras a lo que se suma el deterioro lógico del total de la solería por el paso del tiempo. Según la delegada de Accesibilidad, María José Morilla, “el Ayuntamiento ya ha intervenido en diversos años en esta barriada adaptando, en la medida de los posible, las calles a las normativas de accesibilidad para facilitar el tránsito de sus vecinos, en muchas ocasiones personas ya de avanzada edad y con problemas de movilidad, y con este compromiso continuaremos”.

Por su parte, el delegado de Servicios Urbanos, José Antonio Montero, ha explicado que en este expediente de obra “se actúa sobre una superficie de 856 metros cuadrados en las que se van a demoler pavimentos, escalones y alcorques de los árboles, sustituyéndolos por materiales nuevos y diseñando los desniveles en atención a la accesibilidad, con rampas o escaleras según la normativa vigente en los casos de imposibilidad de eliminar alguna escalera”. Esta obra de urbanización, que tiene un plazo de ejecución de seis meses, incluye mejoras en la iluminación y dotación de papeleras en la zona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here