Miércoles Santo, entre crucificados, sagas de capataces y toreros

El Carmen Doloroso abre una nómina de hermandades compuesta por nueve cofradías, que cierra el portentoso misterio de la capilla de San Andrés.

Misa de hermandad ante el palio de la Virgen del Carmen. / Foto: Hdad. del Carmen

C.P.G. En el corazón de la calle Feria, se abrirán las puertas, por segundo día consecutivo, de la parroquia de Omnium Sanctorum para la salida de la hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Paz, en un misterio que representa las negaciones de San Pedro, y el palio de Nuestra Señora del Carmen, a cuyos pies va el bastón de mando del Ilustre Colegio de Procuradores. A las 15 horas pondrá su cruz de guía en la calle y comenzará la estación de penitencia para los 600 nazarenos de hábito carmelita y capa blancas, y escapulario y antifaz de color marrón, con el escudo de la orden. La Agrupación Nuestra Señora de los Reyes acompaña al misterio y la banda municipal de Aznalcóllar irá tras el palio. En ambos pasos, sus capataces son los hermanos Gallego. La venia en la Campana está prevista para las 16.43 h. y la entrada en su templo a las 23.45 horas.

La Virgen de Consolación, de la Sed, sobre su palio de Charo Bernardino. / Foto: Hdad. de la Sed

Desde Nervión vendrá la cofradía con el recorrido más largo de la jornada. Al mediodía inicia su estación de penitencia y a las 2.30 horas de la madrugada del jueves tiene previsto su entrada. Un total de 1.600 nazarenos de túnica blanca y antifaz y capa de color negro discurrirán por Eduardo Dato, Jiménez Aranda y Luis Montoto para alcanzar la Puerta de Carmona. Antes, visitarán, como es tradicional, el hospital de San Juan de Dios. El crucificado del Cristo de la Sed, sobre un canasto dorado y acompañado por la banda de cornetas Nuestra Señora del Rosario de Cádiz, es obra de Álvarez Duarte. La Virgen de Consolación, que estrenó el pasado año las bambalinas bordadas en oro, del taller de Charo Bernardinos, lleva a la banda de la Oliva de Salteras a la ida y la Municipal de Mairena del Alcor en su recorrido de vuelta.

El prioste da los últimos retoques al palio de la Virgen del Refugio, de la hermandad de San Bernardo. / Foto: Hdad. San Bernardo

La segunda corporación más numerosa –1.600 nazarenos– procede del arrabal de San Bernardo. La cofradía de los toreros, por la histórica y actual vinculación de muchos de ellos, saldrá a las 14 horas de su templo. Su llegada a la Campana está prevista para poco antes de las 18 horas y a la 1.30 h. regresará a su barrio, donde la esperarán sus antiguos vecinos. La banda de la Presentación al Pueblo de Dos Hermanas irá tras el canasto de airosos guardabrisas que iluminan al crucificado atribuido a Pedro Roldán en el siglo XVII. La banda de la Cruz Roja acompañará a la Dolorosa de Sebastián Santos, que tiene la advocación de Refugio.




Los pasos del Buen Fin aguardan un nuevo Miércoles Santo. / Foto: Hdad. Buen Fin

La cuarta hermandad en la nómina es del Cristo del Buen Fin y al Virgen de la Palma. Desde el convento de San Antonio de Padua, hoy reconvertido en  Centro de Estimulación Precoz, a las 17 horas, iniciarán su estación de penitencia los 850 nazarenos de hábito franciscano: túnica de cola y antifaz de color marrón y cíngulo blanco con tres nudos en uno de sus extremos. La familia Ariza es la encargada de tocar el martillo en ambos pasos, que lleva como acompañamiento musical a la banda de la Centuria Macarena y de las Nieves de Olivares. Pedirá la primera de las tres venias (Campana, Plaza San Francisco y Catedral) a las 19.11 horas y regresará a su templo a la 1.30 h tras dejar atrás la plaza de la Gavidia y Cardenal Espínola y adentrarse en su barrio desde la plaza de San Lorenzo, Alcoy y Marqués de la Mina.

El misterio de La Lanzada, listo para este Miércoles Santo. / Foto: Hdad. La Lanzada

Los nazarenos con sus túnicas de color crema y antifaz rojo escarlata de la hermandad de La Lanzada llenarán la plaza de San Martín desde las 17.45 horas. Desde Conde de Torrejón y la plaza de Europa alcanzarán la Alameda de Hércules y por Trajano accederán al inicio de la Carrera Oficial (19.44 horas). Tres Caídas de Triana irá tras uno de los barcos de la jornada, un misterio que representa a Cristo crucificado, obra de Illanes, tras recibir la lanzada de Longinos, a caballo, en presencia de Nuestra Señora de Guía, San Juan y las tres Marías. La banda de Las Cigarreras acompaña a la Virgen del Buen Fin, que salió de la gubia de Astorga y que procesiona bajo un palio de líneas góticas y con canastilla, el único que lo hace con este elemento de orfebrería. Su entrada está prevista para la 1.05 horas de la madrugada.




La Virgen de la Caridad en su Soledad, de la hermandad del Baratillo. / Foto: Hdad. del Baratillo

La cofradía del Baratillo saldrá a las 17.50 horas de la pequeña capilla situada junto a la plaza de toros, en cuyas inmediaciones forma un numerosísimo cortejo integrado por 1.800 nazarenos de túnica de cola de color azul baratillero, tanto en los tramos de la Virgen de la Piedad y el Cristo de las Misericordias como en los de la Virgen de la Caridad, que llevará azahar dentro de su exorno floral. El Sol acompaña al primero de los pasos y el Carmen de Salteras, al palio. Rafael Díaz Talaverón es el capataz general de la cofradía del Arenal, que hará su entrada a la 1.15 horas. Desde el Arco del Postigo la sucesión de marchas es interminable.

Desde la parroquia de San Pedro, a las 19.45 horas, saldrá la hermandad del Cristo de Burgos, un crucificado de Juan Bautista Vázquez (1573) sobre un sobrio canasto iluminado por hachones y comandado por Antonio Santiago. Bajo palio, Madre de Dios de la Palma, con su techo de palio juanmanuelino restaurado en los talleres de Jesus Rosado -estuvo expuesto en la muestra del Círculo Mercantil esta cuaresma-. Lleva el acompañamiento de la banda del Maestro Tejera. Su entrada está fijada a la 1.30h. Antes, conviene no perderse las saetas de Manuel Cuevas en la plaza del Cristo de Burgos.

La Virgen de Regla, de Los Panaderos, lleva un cirio votivo por los donantes de órganos. / Foto: Hdad. Los Panaderos

Las Siete Palabras pondrá su cruz de guía en la calle a las 19.30 horas desde el templo de San Vicente. Tiene tres pasos: el Nazareno de la Divina Misericordia, que va sobre una paso de plata que estrena dos águilas bicéfalas en las esquinas, obra de Ramón León siguiendo el diseño de las que anteriores, que fueron sustraídas en la casa de hermandad hace varios años; el crucificado de las Siete Palabras, un calvario que muestra una estampa de otros tiempos, con una cruz muy elevada sobre un antiguo canasto de corte barroco y la Virgen de la Cabeza, a la que acompaña una escolta de la Guardia Civil. El misterio irá acompañado por la banda de cornetas Esencia. La hermandad intentó hasta última hora contar con los servicios de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla con motivo del 150 aniversario de la llegada de la corporación a la parroquia de San Vicente. Tras el palio, los sones de la banda del Carmen de Sanlúcar la Mayor. Entrará a las 2.30 horas del jueves.

Los Panaderos, un año más, pondrá el broche de oro a la jornada. A las 21 horas empezarán a salir los primeros nazarenos que preceden al barco de San Andrés. Un canasto de grandes proporciones que representa el prendimiento del Señor en el huerto de los olivos. Tras el misterio, la banda de las Cigarreras. La banda de Santa Ana acompaña a la Virgen de Regla, que presenta, como es tradicional en sus dos primeras tandas de la candelería, sendas cruces de San Andrés. A las 3.15 horas tiene previsto su regreso a la pequeña capilla de la calle Orfila.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.