Sydney, el nuevo hogar de la organizadora de eventos sevillana Paloma Domene Martínez

0
70
El lugar favorito de Paloma es Coogee.
clinica santa isabel
Paloma Domene junto a su hermano en un ferry con el Harbour Bridge de fondo.

Ana Rodríguez. Casi en el otro extremo del mundo vive la sevillana Paloma Domene Martínez, una abogada dedicada al mundo de la organización de eventos que a sus 31 años lleva ya casi uno residiendo en Australia.

Criada en Sevilla Este, donde estudió en el colegio Arboleda y en el Portaceli, no fue fácil para ella abandonar su tierra natal, de la que habla siempre maravillas. “Me encanta mi ciudad, me parece preciosa e interesante, con mil opciones y, claro, con mis amigos cerca. Pero siempre me ha gustado viajar para conocer sitios nuevos por España, además de ser amante de la playa, a donde siempre me escapaba con el buen tiempo”, explica Paloma.

Domene contempla el edificio de la Ópera de Sydney.

Licenciada en Derecho, nunca quiso ejercer, así que tras terminar la carrera decidió que debía formarme en algo relacionado con eventos, como así hizo. Estudió Producción de Eventos y Espectáculos en la Universidad de Sevilla, comenzando a trabajar nada más terminar en la empresa de uno de sus profesores. “Hice eventos nacionales e internacionales, y me di cuenta de que necesitaba más, así que dejé mi trabajo y me fui”, afirma Domene. Y se marchó nada menos que a Sydney, donde ahora busca un empleo en su sector mientras alarga su visado haciendo la ‘farm‘, como ella misma nos cuenta:

– ¿Por qué decidiste irte fuera?
– Decidí irme fuera porque necesitaba crecer, conocer. Aunque había trabajado internacionalmente en Europa nunca había viajado demasiado y tenía que cambiarlo.

La sevillana en Byron Bay.

– ¿Por qué Sydney?
– Vine a Sydney porque mi hermano mayor y mi cuñada llevaban aquí ya alrededor de ocho años y nunca había venido, así que cogí mis maletas y me fui a estudiar un curso de inglés.

– ¿A qué te dedicas ahora?
– Ahora mismo voy a marcharme al norte para hacer la ‘farm‘. Me explico mejor. Con la Visa Work and Holiday para España recibes un año de visa, pero si quieres optar a otro año más debes realizar trabajos en granjas durante 88 días -animales o frutas, en nuestro caso ahora también hospitality en lugares situados por encima del trópico- para que así el Gobierno te conceda esta ampliación. Esta opción me dará la oportunidad de volver a Sydney durante más tiempo y tener así la posibilidad de trabajar en alguna empresa de eventos.

Asomada a la Watson’s Bay.

– Háblame de Sydney
– Es una ciudad enorme con el CBD -Distrito Municipal Financiero- como centro neurálgico de negocios de la city y muchísimos barrios alrededor, como el famoso Bondi Beach. Es una ciudad en la que puedes encontrar muchísimos tipos de comida, eventos casi cada fin de semana y enormes parques en los que perderte o leer un libro tumbada en el césped. Su población es multicultural, ya que Asia se encuentra muy próxima, junto con europeos, sudamericanos y canadienses.

– ¿Cómo es vivir ahí? ¿Es muy diferente a España?
– Vivir aquí es descubrir algo nuevo cada día: costumbres, gastronomía y personas de diferentes países. Lo único que encuentro diferente con España quizás sean los horarios, se despiertan muy temprano y normalmente se acuestan demasiado pronto, por eso los horarios comerciales son muy distintos.

El lugar favorito de Paloma es Coogee.

– ¿Y sus habitantes?
– Como ya he dicho antes, hay una gran mayoría asiática, pero gracias a ellos podemos disfrutar de su magnífica cocina tradicional de la cual soy muy fan. En general, todos los habitantes de Sydney son muy amables y considerados, todos tratamos de adaptarnos a las costumbres de la ciudad. Una, por ejemplo, es dar las gracias al conductor del bus cuando te bajas.

– ¿Cuál es tu lugar favorito de Sydney?
– Mi spot favorito está en Coogee, fue el primer barrio donde viví al llegar y donde también residía mi hermano. Para mí era encontrar la auténtica paz en su playa, paseando por sus acantilados. Después de un día duro siempre tenía un rato para mirar el mar y dar un pequeño paseo.

Byron Bay Lighthouse, otra de las zonas con encanto de su nuevo hogar.

– Cuéntanos alguna anécdota que te haya ocurrido durante tu estancia.
– Bueno, supongo que la más típica es la de no saber hacia qué lado debes mirar para que no te atropellen los coches, pero hay un mejor, y es que recién llegada aún no estaba adaptada a que todo el mundo me hablara en inglés, así que lo que se solucionaría en Sevilla con un: ¡cuidao!, aquí terminó en un chocado de cabeza contra una enorme rama de árbol que estaba a muy mala altura (mi hermano me gritó: watch out! Y yo ni me inmuté).

– ¿Cuáles son los principales obstáculos que has tenido que superar en este tiempo?
– Lo más complicado es obtener la visa, ya que requiere paciencia, fondos económicos y capacitación. Al llegar aquí lo que más cuesta arriba se me hizo fue encontrar una casa/habitación que se adecuara a lo que estaba acostumbrada en Sevilla, con respecto a limpieza, coste y compañeros de piso similares a mí. Tras esto, el tema laboral, si no buscas algo cualificado, tienes mil opciones entre las que escoger. Aquí puedes ser lo que tú quieras ser.

Paloma en The Rocks.

– ¿Cuáles son tus planes?
– Mi plan es estar aquí al menos dos años y tratar de lograr una sponsor con alguna empresa para poder quedarme todo el tiempo posible, además de viajar todo lo que pueda y descubrir este increíble país.

– ¿Piensas volver a Sevilla en breve?
– No, la verdad es que ahora mismo Sevilla no tiene para ofrecerme nada de lo que busco.

– ¿Qué es lo que más echas de menos de tu tierra?
– A mis padres y mis amigos, la verdad. Quizás la misma temperatura que tienen ellos ahora que es verano jajaja, pero no echo de menos nada material.

– ¿Recomiendas a todo el mundo que viva un tiempo fuera de España?
– Sí que lo recomiendo, creo que te abre muchas puertas, tanto en el lado personal como en el profesional. Aprendes a valorar ciertas cosas que antes tenías por costumbre y a descubrir nuevas formas de ver la vida.

– Para terminar: un mensaje a los sevillanos.
– ¡Viva el Betis! Lanzaos al mundo, tiene mucho que daros de vuelta.

Muchas gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here