El voluntariado de San Juan de Dios del Aljarafe, premiado por su compromiso social con las personas mayores

La Fundación DomusVi ha reconocido la labor de la Obra Social del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe otorgándole el primer premio en la categoría de Colectivo de Mayores: personas mayores activas y solidarias.

0
28

Redacción. El programa “Acompáñame” impulsado desde la Obra Social del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe, se centra en identificar y atender necesidades de colectivos y personas vulnerables o en riesgo de exclusión social a través de la labor desarrollada a diario por las voluntarias y voluntarios en este centro hospitalario ha obtenido el primer premio en la categoría de ‘Colectivo de Mayores: mersonas mayores actuvas y solidarias’ que otorga la Fundación Domusvi.

“El acompañamiento que realiza nuestro voluntariado humaniza la asistencia en el hospital, ofreciéndole al enfermo alguien con quien hablar, acompañamiento en los momentos de la hospitalización, así como ofrecer a los familiares un tiempo de descanso, con la seguridad de que el enfermo está acompañado por una persona voluntaria de la casa. Los pacientes no se sienten solos, se sienten acompañados y que forman parte de algo. A través de nuestro acompañamiento se establece una sinergia entre personas mayores voluntarias y personas mayores hospitalizadas, donde la empatía, la humanización y el respeto son considerados ejes transversales que tienen el objetivo de transformar realidades y conseguir un mundo mejor.”, explica Aurora Díaz trabajadora social del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe.

A lo largo de un año completo, el voluntariado del hospital realiza acompañamiento a 547 pacientes hospitalizados y hacen unas 430 llamadas de acompañamiento telefónico en domicilio.

Una labor esencial, en el ADN de San Juan de Dios

El Voluntariado de San Juan de Dios cuenta en España con más de 4.500 personas voluntarias que apoyan la labor social y sanitaria en los 80 centros de la Orden Hospitalaria repartidos por la geografía española, donde se atiende a cerca de 2 millones de personas al año. Estas personas voluntarias, además, realizan un itinerario formativo dentro de San Juan de Dios para poder prestar su colaboración de manera adecuada y efectiva, dependiendo del ámbito y colectivo con el que desarrollan su labor.

Para Asunción Romero, que es voluntaria en el Hospital San Juan de Dios del Aljarafe (Sevilla) y dio por casualidad con el voluntariado cuando su madre estuvo un mes ingresada: “La experiencia está siendo muy gratificante, por un lado, al saber que puedo estar ayudando a alguien que lo necesita, ya que la soledad impuesta en personas mayores es muy dura, y por otro, porque su testimonio y vivencias me están ayudando a crecer como persona”.

Romero forma parte del voluntariado hospitalario, que es uno de los muchos tipos que ofrece la Orden Hospitalaria y que incluye también voluntariado social, salud mental, discapacidad intelectual, infancia, personas sin hogar, personas mayores, migraciones y cooperación internacional. Dentro de este marco diverso el 48% del voluntariado desarrolla tareas de apoyo en los servicios de los centros, tanto en las áreas terapéuticas como con talleres o actividades lúdicas y de ocio y tiempo libre. Otra parte importante del voluntariado, el 34%, interviene en acciones de acompañamiento y de soporte emocional. Una labor esencial que no solo beneficia a la persona enferma, sino también a sus familiares, en el caso de los programas de respiro familiar, por ejemplo. Además, hay voluntarios que colaboran en otras acciones de sensibilización y obra social, sin estar en contacto directo con los usuarios y usuarias de los centros.

Actualmente el Voluntariado de San Juan de Dios suma más de 400.000 horas de actividad al año, y recibe más de 23.600 horas de formación. Esto se debe a que para la institución el voluntariado es fundamental, aportando un plus de calidad y calidez, y por ello lo acoge, acompaña y forma.

Tal y como explica Gracia Polo, directora de Voluntariado de San Juan de Dios, “para hacer el bien, bien hecho, como le gustaba hacer las cosas a San Juan de Dios, además de tiempo y motivación hay que conocer la misión de la institución en la que se colabora y formarse, para que las personas vulnerables puedan beneficiarse de ese tiempo que regalan los voluntarios”. Además, Polo destaca que en San Juan de Dios el perfil del voluntariado está cambiando desde la pandemia, ya que cada vez hay más gente joven comprometida que quiere colaborar altruistamente, con la voluntad de mejorar la sociedad. De este modo, el Voluntariado de San Juan de Dios ha crecido con respecto a los años anteriores, y lo hace gracias al incremento de la franja de edad comprendida entre los 18 y 25 años, siendo la mayoría de estas nuevas incorporaciones mujeres.

Campaña ‘Y vosotros pensando que solo eran voluntarios’

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Voluntariado el 5 de diciembre, San Juan de Dios lanza toda esta semana en redes sociales la campaña ‘Y vosotros pensando que solo eran voluntarios’. Una iniciativa que pone en valor el voluntariado a través de cuatro perfiles reales, como ejemplo de una sociedad comprometida con las personas vulnerables y el valor de la solidaridad en un sentido profundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here