Chicotaz, la aplicación para jugar a ser capataz en Sevilla

Tres jóvenes sevillanos adelantan la Semana Santa con la creación de un juego de móvil que recrea la función de los capataces con pasos, calles y marchas reconocibles.

Logo del juego cofrade Chicotaz, estrenado el 15 de marzo para iOS y Android.

Victoria G. Mora. Se acerca la Semana Santa y las ganas de sumergirse en su ambiente se manifiestan hasta en la tecnología. Conscientes de ello, tres jóvenes de Sevilla Este han ideado una aplicación para el móvil en la que el usuario se convierte en capataz de pasos inspirados en Jesús de las Penas de la Estrella, la Presentación al Pueblo de San Benito o el misterio de la Carretería, entre otros.

La aplicación está disponible de manera gratuita en Play Store y App Store desde el 15 de marzo para dispositivos Android e iOS. Desde que el pasado 2 de marzo sacaran la versión de prueba, sus redes sociales han sido todo un estallido de piropos y comentarios de usuarios impacientes por seguir jugando.

Sus creadores vienen de mundos profesionales muy diversos. Ismael Álvarez es farmacéutico, Carlos Gamero trabaja en un hotel y Martín Sanz es técnico de sonido, pero los tres comparten la afición por la tecnología y, cómo no, por las cofradías. El primero se ha dedicado a la programación, el segundo a los gráficos y el tercero a la música.




“Hace unos meses empecé a investigar sobre programación y, gracias a tantos tutoriales, pude adentrarme en este mundo de forma autodidacta”, cuenta Ismael, hermano de Las Siete Palabras y germen del proyecto. “Me planteé hacer un juego, como de fútbol -mi otra afición- ya había muchos, me decidí por la Semana Santa” explica. Cuando comprobó que no existía ninguno sobre capataces, se puso manos a la obra y llamó a sus dos amigos para emprender el proyecto.

Ismael Álvarez, germen del proyecto.

Voces de capataces, pasos, calles (como Pureza, Amor de Dios o el Postigo) y marchas identificables conforman la atmósfera cofradiera de este juego, que adelanta la Semana Santa a los más impacientes desde su móvil. Hablamos con Ismael sobre la exitosa aplicación.




-¿Os ha costado mucho elegir solo 6 pasos? ¿En cuáles os habéis inspirado?
-Sí que nos ha costado, de unos 70 u 80 candidatos (si contamos las vísperas) nos hemos quedado sólo con seis. Aunque esperamos añadir más conforme actualicemos el juego. Nos hemos inspirado en la Buena Muerte de la Hiniesta, la Divina Misericordia de las Siete Palabras (donde salgo de nazareno cada Miércoles Santo), Jesús de las Penas de la Estrella, Presentación al Pueblo de San Benito, el Beso de Judas de La Redención, y por último, el misterio de la Carretería.

-¿Andan todos los pasos igual o hay referencias a la realidad?
-De momento andan todos igual, aunque bueno, en el futuro ya veremos.

Captura de pantalla de un momento del juego.

-¿Se escuchan marchas identificables?
-Sí, son marchas de palio (las únicas que no tienen copyright) que Martín ha adaptado a bandas de cornetas y tambores o a agrupaciones musicales. Corpus Christi, Ione o Soleá dame la mano son algunas de ellas. También tenemos algunas composiciones de capilla para el segundo paso como las Saetillas del Silencio.

-¿Los gráficos son calles reales de la capital?
-Sí, dentro de las limitaciones del 2D y de que somos desarrolladores amateurs, más o menos serán identificables.

-¿Cómo se avanza de nivel en el juego?
-Para avanzar de nivel hay que superar los diferentes mapas con los distintos pasos, empezando por el primero, sin superar el tiempo límite y sin colisionar el paso contra nada. Cada vez que pasas un nivel desbloqueas el siguiente. Cada mapa está inspirado en calles de Sevilla, como por ejemplo la Campana, Amor de Dios o la calle Pureza. En la última prueba el jugador tendrá que dirigir el paso inspirado en la Carretería por las calles Alhóndiga y Dormitorio.

-Para finalizar… ¿Es un juego apto para no cofrades?
-Pienso que sí, no es ofensivo ni nada por el estilo, aunque bueno, al que no le guste la Semana Santa no creo que le vea la gracia a jugar a ser el capataz de un paso.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.