El Macarena atiende más de 150 pacientes con Leucemia Mieloide Crónica

La investigación mejora la calidad de vida de quienes padecen este tumor sanguíneo, cuya supervivencia mejora radicalmente desde el año 2000.

0
1

Redacción.  La leucemia mieloide crónica (LMC) es un tumor sanguíneo caracterizado por un aumento descontrolado en la producción de algunas de las células que produce la médula ósea, de forma que las células normales son totalmente sustituidas por otras procedentes de una célula madre anormal hematopoyética.

La supervivencia de pacientes con LMC varía radicalmente a partir del año 2000. Un fármaco que se administra por vía oral les cambió la vida a la mayoría de quienes padecían este tipo de cáncer no sólido.

Hoy, el Hospital Universitario Virgen Macarena celebra su Día Mundial para poner de relieve una enfermedad que representa alrededor del 20% de los diferentes tipos de leucemias existentes (junto a la LMC están la leucemia linfocítica aguda o crónica y leucemia mieloide aguda).

Hematología

Actualmente, el servicio de Hematología del hospital sevillano atiende a 150 pacientes con LMC. En la mayoría de los casos, esta enfermedad rara se diagnostica a través de los resultados de una analítica de sangre.

Estos resultados son ampliados mediante una serie de pruebas genéticas, a través de muestras tomadas en sangre periférica y en médula ósea, que determinan si existe LMC. Una neoplasia sanguínea en la que los resultados en investigación han dado un giro más que positivo respecto a su pronóstico.

Ahora los que toleran el tratamiento farmacológico tienen una expectativa de vida equiparable a la población general de la misma edad que no tiene la enfermedad. “Hay un 15% de pacientes que no responden o no lo toleran, para ellos hoy día se dispone de otros cincos fármacos similares”, aduce Juan Antonio Vera, hematólogo especializado en Leucemia Mieloide Crónica del Hospital Universitario Virgen Macarena.

Trasplante

Así, la opción de trasplante de progenitores hematopoyéticos, que antes del año 2000 era la mejor opción de supervivencia, queda para los pacientes para los que fracasan los fármacos disponibles y cumplen los requisitos para una opción terapéutica no exenta de morbilidad y/o mortalidad.

Así, en su afán investigador el servicio de Hematología del centro hospitalario forma parte de dos grupos cooperativos: el Grupo Andaluz y el Grupo Español de Leucemia Mieloide Crónica. Además, colabora en distintos ensayos clínicos internacionales. El principal fin, aumentar la calidad de vida de quienes padezcan este tumor líquido.

“En pacientes que responden de forma adecuada y prolongada al tratamiento farmacológico, la principal línea de investigación es la discontinuación del propio tratamiento. Para quienes fracasa el tratamiento, la línea de investigación va dirigida a aumentar las tasas de respuesta con nuevos fármacos o combinaciones”, finaliza el doctor Vera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here