La estepeña Rosa Berbel, una joven promesa de las letras españolas ganadora del XXI Premio de Poesía Joven ‘Antonio Carvajal’

Su primer libro, 'Las niñas siempre dicen la verdad', ha conquistado al jurado de este certamen, en cuyo palmarés se encuentran nombres como Andrés Neuman o Laura Casielles. Estudiante de Literaturas Comparadas, ha colaborado en distintas antologías y ganado el IV Premio Ucopoética. Ahora su ilusión es alcanzar un diálogo satisfactorio con sus lectores.

La escritora Rosa Berbel.

A.R.E. El universo de las letras españolas es un espacio en el que hacerse un hueco es cada día más complicado, pero la joven sevillana Rosa Berbel lo está consiguiendo a pasos agigantados a base de dedicación y talento. A sus 20 años, esta joven nacida en Estepa ha ganado recientemente el XXI Premio de Poesía Joven ‘Antonio Carvajal’ con la obra Las niñas siempre dicen la verdad, un libro que enamoró al jurado del certamen y que, según su propia autora, “condensa algunas de las obsesiones, quizá genealógicas, que me han perseguido en los últimos tiempos”.

Las niñas siempre dicen la verdad es el título de su primer libro.

Primer libro de esta escritora novel, la distinción supone para ella un auténtico lujo, sobre todo por tener la oportunidad de publicar su obra “en una editorial como Hiperión, a la que admiro y sigo desde que empecé a leer poesía. Estoy muy contenta”, reconoce.

Las niñas siempre dicen la verdad es un ejemplar al que Rosa llevaba varios años dando vueltas. Se sitúa en un momento de crisis -aunque una crisis quizá esperanzada y luminosa-, como es el inicio de la vida adulta, y en un contexto que vierte una mirada tramposa y algo nostálgica al pasado, y otra mirada preocupada pero igualmente tramposa hacia el futuro. “Pienso que escribir es una experiencia histórica y política y mi escritura está así atravesada por lo que soy como mujer y como ciudadana. Y creo que esto está presente en el libro a muchos niveles, desde la estructura del poemario a los motivos recurrentes. Lo siento así, por ejemplo, en la preocupación de mi generación ante una precariedad económica y también afectiva difícil de atajar“, explica la joven autora.




Formalmente, Berbel ha intentado encauzar una cierta tendencia, aún incipiente en su poesía, a la narratividad y la duración, con otros poemas mucho más breves y quizá también más líricos. Asimismo, como ella misma explica, “también me interesa mucho la poesía especulativa, casi fantástica, alejada de esa idea de la poesía como expresión de lo sentimental, que la enlaza con conceptos para mí peligrosos o peliagudos como el de honestidad o verdad. Y creo que esto está en este libro, de forma inevitable”.

La joven nació en Estepa.

El Premio que acaba de ganar es un hito en su trayectoria, que comenzó en su pueblo natal, Estepa, al que se siente muy cercana, sobre todo a nivel emocional: “allí he pasado toda mi infancia y adolescencia; si pienso en el pasado suelo visualizarme en rincones del pueblo. Así que mi imaginario afectivo y, por supuesto, también poético, está profundamente vinculado con mis vivencias en Estepa, con personas, lugares y sensaciones de allí”.

Rosa estudió en el colegio Santa Teresa y en el I.E.S Aguilar y Cano -fue el mejor expediente de su promoción-, y desde hace unos años reside en Granada, donde cursa actualmente cuarto de Literaturas Comparadas en la Universidad.

En el marco de su trayectoria literaria, cabe destacar que en 2015 participó en La pirotecnia peligrosa. 11 poetas sevillanos para el siglo XXI, de Ediciones en Huida, y un año más tarde, la sevillana ganó el IV Premio Ucopoética, organizado por la Universidad de Córdoba. Un certamen que le dio la oportunidad de conocer y aprender de Javier Fernández, a quien admira profundamente: “las otras cuatro finalistas y yo trabajamos concienzudamente nuestros poemas con él, a lo largo de una semana. Pienso que este primer libro tiene una gran deuda con Javier, con el impacto que para mí supusieron sus palabras en las tareas de corrección y reescritura, y también a la hora de plantear una poética. Agradezco sobre todo que me enseñara que la autocrítica, si no sirve para avanzar y construir, solo es un lastre”, afirma la estepeña.

También ganó el IV Premio Ucopoética.

A raíz de Ucopoética, Rosa publicó algunos de sus poemas en la antología Supernova, editada por Bandaàparte. Recientemente algunos de sus textos han aparecido en otras dos antologías, ambas de la editorial Esdrújula: Algo se ha movido, una selección de 25 jóvenes poetas andaluces coordinada por Juando Aguilar y Jorge Villalobos, y Granada no se calla, sobre la violencia de género.

Ahora, a sus 20 años, ser la ganadora del Premio ‘Antonio Carvajal’ ha supuesto para Berbel un enorme regocijo, no sólo por la vinculación y cariño que siente por Granada -el certamen lo convoca anualmente desde 1998 el Ayuntamiento de Albolote-, sino también porque es una distinción de prestigio que han ganado autores como Andrés Neuman o Laura Casielles, “capitales”, según la sevillana, “a la hora de entender la poesía española de la última década”.

Conozcamos un poco mejor a Rosa Berbel y cómo surgió su interés por las letras.

– ¿Cómo empezaste a interesarte por la literatura?
– Siempre me ha gustado leer. Pero supongo que hasta la adolescencia no empecé a hacerlo de una manera más consciente. Recuerdo que leí La Metamorfosis de Kafka y de repente algo hizo clic. Descubrí que los clásicos me interesaban más allá de las lecturas obligatorias del instituto y eso me dio mucha libertad; pero también el entusiasmo de encontrarme con posibilidades de lectura casi infinitas, más allá del canon de hombres blancos occidentales. Con la escritura pasó algo parecido. Mi visión de la poesía al principio era muy sufrida, aunque imagino que con 14 años todo lo es un poco. Pero luego descubrí que era un espacio de búsqueda, de construcción, de experimentación, algo que tenía menos que ver con el dolor y más con la epifanía y la paciencia.

A Rosa le interesa la novela gráfica y el ensayo.

– ¿Qué tipo de obras sueles leer?
– Intento leer de todo y disfrutar con lecturas muy diversas. No me interesan los poetas que solo leen poesía; creo que a la experiencia lectora o sensible no se le deben imponer constricciones y que todo, en su momento, puede interpelarnos y conmovernos. Por ejemplo ahora estoy atenta a la novela gráfica y el ensayo, aunque todavía conozco muy poco de ambas cosas. Uno de los últimos libros que he leído ha sido Nueva ilustración radical, de la filósofa catalana Marina Garcés, que creo que arroja luz sobre muchas de las cuestiones que definen nuestro ser y estar en el mundo, como personas del siglo XXI.

– ¿Cuáles son tus autores favoritos?
– En poesía me encanta Sharon Olds, por su indagación bellísima y visceral en torno a cuestiones como la familia, la muerte, el sexo o la maternidad. También me gustan mucho otros como Nicanor Parra, Szymborska, José Ángel Valente o Roberto Juarroz. Creo que lo que busco al leer poesía bebe en gran medida de estas lecturas, o se ha definido a partir de ellas: una cierta posición respecto al mundo (crítica, irónica, atrevida), un trabajo consciente y arriesgado sobre el lenguaje, una búsqueda constante de nuevos cauces expresivos, etc. Más allá de la poesía, creo que mi libro favorito es Madame Bovary.

Siempre se ha sentido muy apoyada por su familia.

– ¿Cuáles son tus objetivos y planes?
– No tengo ningún objetivo a corto plazo. Seguiré escribiendo algunos poemas, claro; me apetece experimentar y escribir desde otros sitios. Tengo ganas también de probar con otros géneros, de forma más metódica, pero no sé bien por dónde saldrá esto. Por el momento quiero disfrutar del proceso de edición y publicación del libro, e intentar que entable un diálogo satisfactorio, con los lectores y conmigo misma.

– Por último, ¿cómo vive tu familia tu éxito en el mundo de las letras?
– Me he sentido muy apoyada por ellos en todo momento. Confían en mí y en lo que hago incluso cuando a mí me resulta imposible. En general, a veces es difícil gestionar las expectativas que otros ponen sobre nosotros, o las que creemos que ponen, pero con ellos es siempre fácil.

Muchas gracias Rosa y enhorabuena por ese premio.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.