La US planta un híbrido de Paulownia, aliado ideal ante el cambio climático

El ejemplar, muy resistente a la polución, absorbe dióxido de carbono diez veces más que cualquier otro árbol.

El ejemplar ha sido donado por dos asociaciones sevillanas. 

Redacción. Los parterres de la fachada este del edificio del Rectorado cuentan ya con un nuevo árbol, que ha sido bautizado como ‘Árbol del Conocimiento’. Se trata de un híbrido de Paulownia, una especie que proviene originariamente de China y Japón, dónde es considerado un árbol sagrado, y al que se conoce como “kiri”, que en japonés significa “vida”.

Las asociaciones Red Ciudadana de Sevilla y Sevilla más Verde han donado este el ejemplar de Paulownia Híbrida como una pequeña aportación para la Compensación de la Huella de Carbono y de la Responsabilidad Social Corporativa de la Universidad de Sevilla. Se trataría, también, de un gesto y símbolo del compromiso de esa Institución con el Medio Ambiente y con la mitigación del cambio climático y el calentamiento global.

Se trata de un árbol fuertemente resistente a la polución y gran generador de oxígeno.

El ejemplar donado es una variedad híbrida que proviene de cruces naturales, cuya adaptación a los suelos de las áreas urbanas de Sevilla y provincia se está evaluando en un proyecto piloto y experimental desarrollado por ambas asociaciones. Entre sus cualidades se encuentran su crecimiento ultra rápido, pudiendo crecer varios metros al año cuando es joven; su gran resistencia a la polución; su capacidad de absorber diez veces más dióxido de carbono que cualquier otro árbol y de generar cinco veces más oxígeno. Cualidades que lo convierte en un aliado ideal contra el cambio climático y para mitigar la contaminación del aire en las ciudades.




El ejemplar, un híbrido de Paulownia, proviene de China y Japón. 

Esta nueva variedad de Paulownia tiene un gran potencial dado su crecimiento ultra rápido, pudiendo crecer varios metros al año cuando es joven (hasta 4 metros en el primer año) y entre sus cualidades se encuentra su gran resistencia a la polución, su capacidad de absorber diez (10) veces más dióxido de carbono que cualquier otro árbol y de generar grandes cantidades de oxígeno, cinco (5) veces más, lo que la convierte en un aliado ideal ante el desafío del cambio climático, el calentamiento global y para paliar la contaminación que soporta Sevilla.

El acto de plantación ha contado con la presencia de el director general de Infraedstructura, Martín Cera; la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo sostenible, Mª Isabel Solís; la directora de Comunicación, Mar García; Ángel León como Coordinador General de Red Ciudadana de Sevilla; y el director de la Oficina de Sostenibilidad de la US, Enrique Figueroa.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.